. . .

Cuando has decidido escribir una novela, es porque ya dispones un plan de acción. La idea es lograr el éxito, por eso, si has tomado la decisión, ya diste el primer paso, y tienes una estructura sólida.

Recuerda que la novela debe contar con planteamiento, desarrollo y desenlace. Cada parte tiene eventos distintos y ellos son los que marcan su evolución.

Cada elemento tiene una línea argumental, que básicamente responde a la estructura y es lo que hace el desarrollo de la escritura, de una manera más sencilla. Pero, si tienes algunas dudad, entonces considera estos pasos.

Planear la novela que quieres escribir

Necesitas colocar a trabajar tu mente, porque escritores de novelas hay muchos, lo mismo ocurre con el cerrajero, existen muchos en el mercado, esto no significa que dudes de tu capacidad, al contrario, debes tener la certeza del éxito de tu idea.

Recuerda que en el camino te encontrarás con algunas dificultades, pero no permitas que eso te desmotive, puedes cometer errores y debes aprender a solucionarlos.

Crear el esquema

Debes crear un esquema para que tengas una base respecto a lo que vas a manejar, es como si crearas un mapa para guiarte hacia la dirección que quieres llevar tu historia, el esquema puedes crearlo en tres pasos.

En primera instancia, es recomendable presentar los personajes y especificar el conflicto. Después puedes incrementar la tensión, y al final debes pensar cómo vas a presenta el clímax.

Recuerda que debes anotar como el protagonista ha cambiado con todo lo que ha experimentado a lo largo de la novela, y cómo logró resolver el problema inicial.

Encontrar la voz del narrador

La voz del narrador es quien presenta y desenvuelve la historia con sus palabras, hay que elegir con mucho cuidado la manera como lo vas a expresar, así como la forma en la que contarás lo que sucede en esa historia.

Es ideal usar el nombre del protagonista con moderación, reduce las sensaciones de los personajes secundarios.

Conocer a tus personajes

Las piezas clave para hacer una novela, son los personajes, y mientras mejor desarrollados estén, será mejor la novela.

Debes conocer los aspectos que sean más relevantes durante el desarrollo de la historia, así ayudar al lector a comprender mejor como actúa cada personaje.

Es recomendable trabajar un poco en ellos, principalmente en el protagonista, antes de empezar a escribir la novela.

Trabajar la ambientación

La ambientación muchas veces es la que marca la diferencia entre una novela cualquiera y una excelente.

Aparte, recuerda que la ambientación es el sitio donde se va a desarrollar toda la trama, y por ello afecta el desarrollo de los personajes.

Mantener la atención del lector

Algo que debes cuidar al escribir una buena novela, es la presentación de la novela, como ofreces la información o la forma como realices la introducción de los giros argumentales.

Cuidando estos aspectos, lograrás conseguir que el lector se interese en la lectura de la novela.

Esto no es fácil, porque hay muchos personajes en las novelas, siempre hay obstáculos, dificultades que los protagonistas van a tener que aprender a superar, pero lo importante es lograr el objetivo, que lograr que el lector, que se encuentre a gusto con lo que está leyendo.

error: Content is protected !!